Noticias | Protección General en Seguros

Eres responsable de los daños que ocasiona tu mascota.

12 de Abril 2017

El Código Civil de la Ciudad de México detalla las obligaciones del propietario de una mascota.

ARTÍCULO 1929.- El dueño de un animal pagará el daño causado por éste, si no probare algunas de estas circunstancias: I.- Que lo guardaba y vigilaba con el cuidado necesario; II.- Que el animal fue provocado; III.- Que hubo imprudencia por parte del ofendido; IV.- Que el hecho resulte de caso fortuito o de fuerza mayor.

Lo anterior sugiere que debemos ser precavidos ante la posibilidad de que nuestra mascota ocasione un daño. Las aseguradoras indican que lo más frecuente son lesiones ocasionadas a terceras personas por mordedura, desde leves hasta graves, pero todas generan un gasto. Cuando se lesiona a un menor aumentan la presión y la urgencia. El ingreso a una sala de urgencias de un hospital privado ocasiona un fuerte desembolso inmediato, sin contemplar gastos posteriores. Las complicaciones que genera un siniestro como este se aumenta cuando se trata de gente adinerada o con cierto poder: nos podrían obligar a pagar perjuicios por cientos de miles de pesos.

Ha habido casos donde se han pagado hasta 700 mil pesos por mordedura, con daño material o físico y perjuicios al tercero afectado. En tales incidentes el asegurado no paga nada, todo lo absorbe su seguro. Imagine qué pasaría si le sucede y no tiene una póliza de seguro.

La póliza Hogar contempla otro tipo de coberturas como: rotura accidental de cristales, robo de contenidos, asalto fuera del hogar, incendio, terremoto y responsabilidad civil familiar. Con esto se comprueba que la protección de su hogar y sus dependientes es una inversión, no un gasto.

Fuente: Revista Siniestro